Monumento

 

MONUMENTO

El cielo azul, palmas reales, la bandera, la estrella solitaria y el mar, son elementos que forman parte del diseño y simbolizan la patria.

En el centro una estrella solitaria  que sirve de base al monumento, desde esta emerge el obelisco que se eleva hasta sesenta pies de altura en busca del cielo, el sol y la libertad. Por los cuatro lados  miles de lozas blancas, azules y rojas,  forman banderas cubanas, en la base miles de conchas del mar Caribe.

La nación cubana integra, vertical e indomable es arropada por cinco muros en mármol negro. En el lado interior fragmentos de espejos reflejan la imagen rota del visitante y la Patria, realidad de los cubanos bajo la tiranía castrista.

En lado exterior están grabados los nombres e información de los mártires de la lucha por la libertad de Cuba. Un paseo circular con dieciocho palmas  reales símbolos de cubanía abrigan el monumento.

El monumento al “Memorial Cubano” es lugar para la meditación y los recuerdos, el aula magna de la libertad, la clase modelo del sacrificio desinteresado y encuentro con la patria.

El pueblo cubano honra a sus mártires, el exilio cubano ha dejado la huella de su sacrificio y su patriotismo tanto en Cuba como en los Estados Unidos.  El monumento memorial dará testimonio de este honorable legado a las futuras generaciones de cubanos y americanos, es imposible olvidar. 

El Memorial Cubano es el Templo de la nueva Cuba.

 “Honrar, Honra” José Martí