Memorial Cubano

A mediados del 2002, exiliados cubanos coordinan crear un cementerio simbólico, para denunciar y exponer la realidad cubana, olvidada deliberadamente por autoridades, instituciones, gobiernos y prensa en todo el mundo.

Se inició con un evento realizado el 23 de Febrero del año 2003, en los terrenos del Tamiami Park en el Condado de Miami Dade en el sur de la Florida, con un día de duración; imposible imaginar que un evento similar se pudiera celebrar anualmente. Las condiciones establecidas para la utilización de las áreas del parque, requerían que las cruces fuesen colocadas y retiradas en 24 horas. El campo tenia que quedar limpio y seguro.

El día anterior, sábado 22, en horas de la tarde fuertes tormentas afectaron los trabajos preliminares. No se pudo concluir el trazado en el césped para la colocación de las cruces, ni iniciar el desembarque de las cruces traídas en contenedores. Se estableció el compromiso de reiniciar el trabajo con el amaine de las fuertes lluvias que caían en el sur de la Florida.

En las primeras horas del  domingo 23, comenzaron a llegar decenas de voluntarios de todas edades al Tamiami Park,  en autos y bajo los arboles  esperan  que mejorase el tiempo. Alrededor de las 4 de la madrugada bajo una pertinaz llovizna se decide iniciar los trabajos, no se podía esperar mas. Había que concluir el trazado y colocar las cruces antes de las 9 de la mañana, hora establecida para la apertura de las instalaciones.

Antes de la hora llego la primera familia visitante, preguntaron en el centro de información creado al efecto. Acompañados por un guía de la organización, se dirigen a la cruz localizada en el área A. Al llegar el hijo cae de rodillas ante la cruz y la abraza,  entre lagrimas  repite a la hija y nietos “Aquí esta papa, al fin podemos ponerle unas flores…”

Al filo de las 12 de la noche concluyen los trabajos de retiro y colocación de las cruces en los contenedores. Los organizadores se reunen  para Orar y dar Gracias a Dios. Intercambian anécdotas y hechos que cada uno experimento, son muy superiores a lo imaginado. Tantas, que motivó a los organizadores a asumir el reto y hacer el compromiso de realizarlo nuevamente el año siguiente. Oportunidad que tuvo lugar por cuatro días consecutivos, del 18 al 23 de febrero del 2004.

EL MEMORIAL CUBANO había llegado para continuar anualmente y por siempre.

El lunes, 6 de diciembre del 2010, el sueño del Memorial Cubano comenzó a convertirse en realidad, se inician los trabajos de construcción del monumento permanente en áreas del Tamiami Park, justo en el lugar que anualmente se realizaban las actividades de las cruces.

La voluntad, determinación, paciencia, perseverancia y patriotismo de un reducido grupo de cubanos con la ayuda de la comunidad, habían hecho posible, saldar la deuda pendiente con los mártires y victimas de la Patria, después de más de ocho años de arduo trabajo.

MONUMENTO PERMANENTE

“Un obelisco excelso y sublime representando a la bandera cubana, efigie de nuestra república, emanando de la estrella solitaria y protegida por una guardarraya de palmas redonda e infinita que abraza a un pueblo herido.  Nuestra bandera está acordonada por lápidas negras que en la parte exterior nombran a los caídos de la cruenta y larga lucha frente a la tiranía castro-comunista; el interior está cubierto de espejos rotos que nos muestran desmembrados en el exilio. Sin embargo, desde lejos, nuestra bandera se ve erguida y resplandeciente, implicando la patria que fue y volverá a ser.”

El monumento es lugar para la meditación y los recuerdos, es el Aula Magna de la libertad, la clase modelo del sacrificio desinteresado y el encuentro con la Patria.

El exilio ha dejado la huella de su sacrifico y patriotismo, este memorial dará testimonio de este honorable legado a las futuras generaciones de cubanos y americanos. El exilio nunca los olvidará, esperando el día en que podamos dedicarle, en nuestro suelo cubano, la honra y el respeto que ellos se merecen. Es prohibido olvidar.

El Memorial Cubano es el “Templo de la nueva Cuba”.